El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha confirmado que el recibo de la luz se encarecerá un 3% en enero, mientras que el gas licuado derivado del petróleo (GLP), utilizado normalmente en garrafas en los hogares, y el butano no verán incremento alguno.

Antes de comparecer la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso de los Diputados, Soria reiteró que el Gobierno no va a modificar los peajes de acceso y que determinan el 50% de la factura de la luz, por lo que la variación que sufrirá el recibo es “puramente de mercado”.

El Gobierno ‘congelará’ los peajes de acceso, pero la factura se encarecerá al subir un 6,9% el coste de la energía en la subasta de las empresas eléctricas.

El coste de la energía supone alrededor de la mitad de la tarifa de último recurso (TUR), a la que están acogidos unos 17 millones de consumidores, mientras que la otra mitad corresponde a los peajes de acceso, con los que se cubren costes regulados como el transporte, la distribución, las ayudas al carbón, los intereses del déficit de tarifa o las primas a las renovables

La TUR subió un 4% en abril y un 7% en julio. En octubre bajó un 2,4%, pero esta rebaja quedó anulada por el incremento del IVA en septiembre del 18% al 21%.

Preguntado al respecto, el titular de Industria aseguró que “no va a subir” el butano ni “tampoco” el gas licuado derivado del petróleo. En la pasada revisión de junio, el precio máximo de la bombona de butano se fijó en 16,1 euros.

Soria confirmó además que las contrataciones por debajo de los 3 KW van a seguir perteneciendo al bono social. “Todos los consumidores vulnerables, por debajo de los 3 KW, van a seguir con un tratamiento diferenciado”, recalcó.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/12/27/economia/1356610609.html

Por ozkaritz

Abrir chat
¿Necesitas algo?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?