SENT

Adjudicación judicial y posterior venta sin comunicación del cambio de propietario a la Comunidad

A quién reclamar las deudas: Una vivienda adquirida en virtud de auto de adjudicación el piso a favor de una entidad bancaria el 25 de noviembre de 2009, por ejemplo, la misma tiene que pagar todos los gastos de este año y del anterior 2008. Es de aplicación el art. 9.1 e) LPH. Igualmente, abonará el tiempo posterior hasta la fecha de venta como único responsable. Se aplica el precepto antes indicado. A partir de que la entidad bancaria haya vendido a un tercero, corresponde al nuevo propietario, pero es igualmente responsable "solidario" el banco por falta de comunicación a la Comunidad. Así figura en el mismo art. 9.1, letra i). La extensa jurisprudencia específica disponible en nuestra base de datos hace referencia a la afección real y a las deudas cuando se es propietario. En cuanto a la "solidaridad", podemos señalar las Sentencias de la Audiencia Provincial de Madrid de 18 de noviembre de 2008 (SP/SENT/441788) y de 20 de abril de 2010 (SP/SENT/516047), aunque lo que ocurre habitualmente es que siempre es más fácil exigir el pago al propietario actual, entre otras cosas por la posibilidad del embargo con inscripción en el Registro.

Es necesario que el Administrador de Fincas esté colegiado

Los comentarios que vamos a realizar vienen al caso de la publicación de la citada Sentencia dictada por la Sección 2.ª de la Audiencia Provincial de Cantabria de 6 de octubre de 2010 (SP/SENT/634186). Dicha Resolución se ha producido como consecuencia de la impugnación de un acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno de una Comunidad de Propietarios que designaba administrador a una persona externa de la Comunidad que no se hallaba legalmente reconocida ni cualificada profesionalmente para ejercer esta actividad. Esta Sentencia, al tiempo que admite la impugnación y, consiguientemente, declara la nulidad del acuerdo, descarta, como legalmente admisibles para el reconocimiento legal de dicha cualificación, la posesión de diplomas o cursos de gestión expedidos por centros universitarios como título propio (en este caso un instituto superior colaborador de la Universidad de Vic) que no son de carácter oficial, sin que la pertenencia acreditada a una asociación de gestores o similar le confiera más trascendencia jurídica de la que en realidad tiene, puesto que "ello no supone conferir reconocimiento legal alguno a aquella titulación". Señala que: "Por todo ello debe concluirse que, desde luego, cumplen esos requisitos los miembros de los Colegios Profesionales de Administradores de Fincas, regulados esencialmente por el Decreto 693/1968 de 1 de abril". Fuente: SEPIN

Abrir chat
¿Necesitas algo?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?